miércoles

Reseña de Inconcreta desdicha realizada por Alberto Ávila

Entre el haloperidol y la risperdona


Alberto Masa publica "Inconcreta desdicha", una encrucijada de cuento, novela y poesía que levita en una zona de nadie

Masa1Hace casi un año le dediqué una reseña al poemario “Roberto Alcázar, supongo”, de Alberto Masa  , primer libro del autor (con permiso de una edición de libro artístico muy difícilmente rastreable). Hoy le toca el turno a su primera novela, “Inconcreta desdicha”. Al igual que su precedente, la dedicatoria de este libro tiene mucho de memorable: “A los/as bedeles que creen en su trabajo” y deja bien claro que el tono sardónico y heterodoxo de su primer trabajo va a seguir siendo la seña de identidad de esta novela.
Quizás me haya adelantado a la hora de tildarla de novela; lo cierto es que se trata de un trabajo que bordea los géneros, los traspasa y los pone en entredicho. Hay en “Inconcreta  desdicha” una encrucijada de cuento, novela y poesía que deja al texto levitando en una zona de nadie, en una convulsión estilística que se agita al dictado de una conciencia que se redime bordeando los contornos de la ficción.
Pero quizás deba contar por encima de qué trata este libro, “Inconcreta desdicha”, cuyo título se debe a la descripción de los efectos que produjo el Haloperidol sobre Antonio Escohotado: cuenta de manera más o menos novelizada las experiencias de su autor en el psiquiátrico. La esquizofrenia, las enfermeras, los bedeles, los análisis de heces, las antiguas amantes, los doctores, la paranoia, las cámaras de vídeo, las duchas frías y la Risperidona se enseñorean de un mundo cerrado pero a la vez lleno de pequeñas grietas por donde se asoman extraños fogonazos que vienen de otros universos.
El libro comienza como un catálogo de experiencias dispersas que, poco a poco, van adquiriendo forma, o más bien, van tomando dirección. La novela se va afilando, condensando como las nubes de tormenta antes de descargar. Las desventuras del protagonista/autor se acaban erigiendo como una fábula a la que le han extirpado el ingrediente moral. La realidad siempre es puesta en duda y su palpitante amargura queda siempre en suspenso por un sentido del humor grotesco y destructor.
Alberto Masa es un escritor confesional, que se sueña en sus textos, que construye imágenes perturbadoras y próximas y que, como dije hace casi un año, tiene muchas cosas que decir.

* “Inconcreta desdicha” . Alberto Masa. Ediciones Eolas. (Madrid, 2014).
- See more at: http://www.elpulso.es/Cooltura/Letras/Entre-el-haloperidol-y-la-risperdona.html#sthash.n4GwE8FZ.dpuf

No hay comentarios: