lunes

Dragó, (Madrid, 2 de octubre de 1936)


Fernando Sánchez Dragó abre la ventanita de su dormitorio en Soria. Está desnudo y le entra bien ese fresquito de Soria. Entonces siente esa placidez indescriptible y reza un padrenuestro. Al otro lado de la cama un jovencito desnudo da sus primeras caladas a un Pall Mall. Sánchez Dragó, mientras, sonríe hacia el sol. El sol, ese sol que, en Soria, tiene un doble revés, le da en la cara. Qué bien se siente uno. Cómo mola Mahoma.
Él se recuerda joven y travieso escribiendo El camino del corazón, él, el primer jipi de España, recuerda cuando se encontró a un jipi ya máster, que no llevaba mochila, y le dijo que también había dejado de fumar porque hay que quitarse de lo que pesa. Que había que descargar para sentirse pleno. Y vaya si había que hacerlo, se dijo entonces el joven Sánchez Dragó, escritor de De Gárgoris a Habidis. Soria da paz, pero, joder, cuando yo me juntaba con los jipis esos. Yo iba por Tánger o su puta madre y no veas, coleguita. En Calcuta me bañé en el río ese, joder, porque mi poder superior me dijo: Venga, derecho donde los leprosos. Y bebí de esa agua, porque mi poder superior me dijo: Este es el camino. Benarés era una fiesta. Di unas brazadas. Me encontraba tan en la gloria, joder, ahí en el Gánges. Los leprosos me miraban. Me entendían. Qué grande es el Tao te king.
Un largo por allá, otro por aculá. Joder, dios, hace poco me había comido tres cucarachas. En mi habitación de Calcuta había escorpiones. En Soria hará fresquito pero, coño, eso otro era lo más. Y luego me encontraba con los coleguitas y, hale, el amor ¿Sabes? El libre ¿Entiendes? ¿Más de 15 kilos? A la cazuela. Cómo molan los santos evangelios.
Mi poder superior me dijo: Oye, si 15 kilos, a la cazuela ¿14´23 kilos? Y lo vi claro, joder. Amor ¿Qué haces fumando? ¿Sabes que es malo? En fin, estos niños. El vicio les gobierna. Yo, en cambio, no me dejo. Yo controlo mi vida y mis sentidos y, si tengo alguna duda, me echo un I Ching y a tomar por "saco".

Soria mola. Es la ostia. En los países esos están acojonados. Porque llega el hombre de Soria. Los rusos. Joder, los rusos están cagados de miedo. Yo es llegar a san Petersburgo y dicen: Que ha venido el de Soria, y echan los pestillos de las ventanas. Entonces sigo mi camino hacia Pakistán. Yo, el primer jipi de España, leñe. Yo, que no soy nada. Yo, que soy este poquito de aceite sobre el vaso de agua.

PD:
http://www.youtube.com/watch?v=CrbLeMGVI8c

PD2:
http://www.youtube.com/watch?v=hMjIQ6Vf4f0

.

8 comentarios:

Teresa de Ávila dijo...

Nada turbe,
Nada te espante,
todo se pasa,
Dios no se muda;
la paciencia
todo lo alcanza;
quien a Dios tiene
nada le falta:
Sólo Dios basta.

Eleva tu pensamiento,
al cielo sube,
por nada te acongojes,
nada te turbe.

A Jesucristo sigue
con pecho grande,
y, venga lo que venga,
nada te espante.

¿Ves la gloria del mundo?
Es gloria vana;
nada tiene de estable,
todo se pasa.

Aspira a lo celeste,
que siempre dura;
fiel y rico en promesas,
Dios no se muda.

Ámala cual merece
bondad inmensa;
pero no hay amor fino
sin la paciencia.

Confianza y fe viva
mantenga el alma,
que quien cree y espera
todo lo alcanza.

Del infierno acosado
aunque se viere,
burlará sus furores
quien a Dios tiene.

Vénganle desamparos,
cruces, desgracias;
siendo Dios tu tesoro
nada te falta.

Id, pues, bienes del mundo;
id dichas vanas;
aunque todo lo pierda,
sólo Dios basta.

Alberto M dijo...

:) (este le conocía bien). Más de nuestro amigo Dragó para bailar:

http://www.youtube.com/watch?v=hMjIQ6Vf4f0

Bellaluna dijo...

Soria, ¿es un sitio o un lugar? Porque hasta hoy sólo lo conocía como estado de ánimo

Albertito dijo...

Soria es tantas cosas, aunque sea para no ser ninguna, Lunera. Soria mola.

campesina dijo...

Quiero leer todo lo que ha escrito Sánchez Dragó, o sea quiero que me mole o que mole (no sé cómo se dice, pero eso, que me guste mucho). Quiero empezar por ese Dios los cría...

besos, cariños, este post es 'la ostia'. Y mola...

Alberto dijo...

uy, campe. Pues que no sea porque yo te la recomiende eh. Hay facetas que me gustan del tipo. El mejor presentador de telediario que he visto jamás. Pero... oye, que sus novelas, yo he leído dos y un ensayo son ¿malas? ¿aburridas? Pues casi más que sus programas sobre toros o libros, diría. Yo, que poco sé de libros o toros. En fin, cada cuál con lo que quiera leer.
Un beso, tronca.

campesina dijo...

ah, bueno, está muy bien que me digas eso porque confío en tu opinión literaria, Alberto.

Eso del telediario también lo hacía en los 80? es que creo recordar su rostro de ese tiempo en que viví allá...

más besos

Alberto dijo...

No. Telediario ni de coña, si está como unas maracas. Pero sí entonces asistía a programas y lo recuerdo como un comunicador muy pionero acá, porque hablaba de otras cosas. La gente decía: Ese tío un poco zumbao. A mí por lo general me cae bien. :)

Muak