viernes

Joyas nocturnas


Alfredo estaba sentado a las cinco de la madrugada mirando si el aparato del día funcionaba. Mientras, María cocinaba rosquillas y, en fin, que se la ocurrió la gran idea de telefonearme (suelo ser yo el que lo hace) y decirme: Tío, que Alfredo luego saca sus dibujos (están en Marqués de santa Ana nº 4, -Joyas nocturnas- para todos los que aún, haraganes, no la hayáis visto). Y me dijo mi Mari: Es san Juan y voy a preparar queimada para la función ¿Por qué no escribes un conjuro o algo de eso? Al final, después de negociar duramente, como solemos hacerlo los colegas, me puse.
Puse en el google: conjuro queimada. Y, claro, lo encontré. Me sorprendió que todos hablasen de pollas cortadas a la luz de un sol rancio y similar. Parece ser que se pedía a Bush, a Zapatero, al hijoputa de la ciudad Hamsteed etc, que intercedieran por nosotros, pobres desempleados con gastrointeritis, para que nuestros difuntos, tantos y tantos en la mayoría de los casos, estuvieran presentes con nosotros en ese brindis.
Y yo, pues procurando respetar que eso fuera dirigido al demonio, ya digo, me puse. Y me salieron un par en un rato (en serio, no les tengo cariño a los conjuros -pero menos si son míos-, pero fue fabulosa la acogida de la gente que se reunió allí a ver la obra de Alfredo que, como siempre, iba acompañada de todas esas sorpresas que María nos prepara). Así que pasamos una velada estupenda entre amigos. Hicimos colegas (mucha morenaza y alguna rubia impresionante) y todo lo poco bueno que tiene esta vida, aunque esta vez no hubo orgía ni nada al final y yo hasta andaba medio pachucho.
Y, en fin, a petición popular en este caso meto las conjuras (además me acabo de enterar de las tormentas que nos esperan en esta zona -de las que, claro, en mi infinita vanidad siempre descabellada, soy el máximo responsable-).


Mouchos, coruxas, sapos e bruxas.
Cabezas paridas en el interior del océano,
Ciénagas definitivas, oscuridad, terror y, bajo un charco, los ojos vendados de nuestro reflejo en él. Las cabras que se comen la razón, los gatos atropellados en la noche, nuestros engendros ciegos bailando en la cocina un vals triste. El sexo vendido de las nutrias varadas en la botella de un mar con olas indecisas. El supermercado, un futbolista predicando a las estrellas. Un gato montés guiña un ojo. Los árboles, desnutridos, las flores en el mañana de quien patalea orgulloso en una horca. Los salvajes, las derrotadas fieras existentes en la lágrima de un búho. Las mujeres embarazadas que moran en el interior de una sandía y las asquerosas moscas que la besan en verano. El amor es el primer escupitajo de sangre del aprendiz de tuberculoso, permitid que nuestros difuntos andantes, los compañeros que se fueron, vengan a nuestra ilusión repleta de memoria a participar con nosotros, amigos, en esta fecha.

Oscura y reventada ciénaga, los árboles dibujan un pulmón en cualquier rayo. Noches de lluvia clara. Tormentas y ranas en las calles. Una señora y su bolso, la radio emitiendo noticias sobre el gobierno. El paraíso es un funcionario. La brisa de esta tarde se ha inventado el resto. Perdón por la precariedad de mis palabras, pero el amor es una ardilla que cruza la carretera y las vías del tren una escalera hacia Alemania. En verdad, apenas una noche nos separa y nos junta. Un niño come una piruleta y me pregunta cuándo llueve. Los sapos, en su charca, piden perdón a una nube. Los amigos, reunidos, esperamos brindar por nosotros en el día de hoy.

(hoy ilustro con un dibujo mío que los de Alfredo ya los conocen todos en Estados Unidos -en cuanto reciba una foto del fuego de la queimada sustituyo el dibujo-)
.

15 comentarios:

campesina dijo...

aquí, San Juan se celebra comiendo en familia y amigos, y luego lo que sobra, que se llama yoco, se lo llevan los comensales a sus casas...

Albertito, nos ganaron los españoles al fútbol, no sé si ves los partidos porque bueno, mientras tanto la vida pasa por otra parte, pero es que enajenarse es un alivio ...y yo sí lo vi y era previsible la derrota chilena pero aquí hicimos parrilla y tomamos chelas y 'esperamos brindar por nosotros en el día de hoy'..

besos chilenos clasificados

Alberto M dijo...

Cariño, yo porque tenía novia hoy, pero, para mí, que fue un partido malo de ambas. Primero España -que algunos la dicen la favorita- por imitar el juego más rápido y al contragolpe de los chilenos y, aún con el resultado a favor, -que luego fue para ambos- por faltar al respeto al público jugando a nada durante los minutos finales del partido. Yo he estado pachucho, cariño, estos días, pero ya me he repuesto y, como siempre, me alegra verte. Me hubiera gustado la derrota de España por el humo que se dan algunos perioidiotas de este país. Pero seguiremos y nos seguirán contando en los telediarios de qué va la vida del millonario Albiol o Iker o Puyol o Reina.
Un besote, tía.

http://abebedorespgondufo.blogs.sapo.pt/ dijo...

Very good.

Alberto M dijo...

ni idea si lo decís en serio, pero encantado de conoceros.
¡Viva la cerveza!

campesina dijo...

Seguro fue mucho mejor que estuvieras con tu novia, en ese partido ganan los dos. Y en el fútbol, como en casi todo, Alberto, es la globalización, así que allá son Albiol o Iker y aquí son -millonarios en pesos, eso sí- los pocos chicos que han alcanzado fama en la farándula criolla, que eran pobres pobres pobres, de la 'pobla', pero buenos niños favorecidos por el país de las oportunidades. Por un ratito todos somos héroes derrotando al gigante...leseras no más, Alberto, leseras.
un beso

Alberto M dijo...

no, pero era la novia de otro. Sólo que a veces necesita que lo sea yo y, como no tengo cosa mejor que hacer salvo ver la vida del futbolista Ramos, me pongo. Un caos.
La verdad es que todas estas cosas se llevan mejor con el fútbol al final, creo, campe.
Fútbol y whisky. Y buena literatura, eso siempre.
A ver si Chile le empuja a Brasil, que mira que un algo me alegraría.
Un besote.

campesina dijo...

ja, el sueño del pibe...
Oye, fútbol, whisky y literatura, mmmm... suena bien esa mezcla, Alberto, yo sólo agregaría para mi un novio de otra que a veces necesite que sea yo (me encantó esa frase)

brindaré por ti en el próximo de España y en Chile-Brasil, es que aquí celebramos las derrotas sobre todo.

besitos

Julieta Triangular dijo...

ayy me perdí el conjuro..nos fuimos antes a saltar la hoguera, a resquebrajar el polvo, algunas mentiritas hirvientes, y deseos del completo exterminio de la memoria...y del ser humano profanado..chan-chan

me gusta tu conjuro debo decir...seguiría tu ritual, aun a pesar de que se le quemase la polla de plástico a Dios...

Alberto dijo...

sinceramente chicas, yo me creo que, en esta época, cualquier conjura es buena, así que os animo a seguir celebrando las derrotas (también las victorias) y esgrimiendo nuevas conjuras dirigidas a los malos.
Y follar sin parar también.

Un besote pasional a ambas.

campesina dijo...

muy bien, entonces celebramos, conjuramos y follamos, me parecen buenísimas consignas.

besotes para ti, Albertito

Rober Salas dijo...

:) !

Bellaluna dijo...

Me quemé las bragas saltando una hoguera en un recuerdo que soñé de cuando bajaba a la Barceloneta allí. No había conjuros -me dan miedo: como la queimada, un día un idiota casi prendió fuego mi casa por un alcohol encendido conjurado-, pero sí mucho estupa y los movimientos que parecían rápidos terminaron con un fuego no deseado debajo del culo. Joder... todos lo querían apagar y uego algunos volver a encenderlo a la vista de las cosas...

Alberto M dijo...

nada, Bellaluna, en esta habrías sido un regalo, además de bienvenidísima

panterablanca dijo...

Lástima que no hubiera orgía final. ¿Qué es un San Juan sin orgía? Algo así como una cabra sin monte :-(
Me alegra de que ya estés repuesto, cielo ;-)
Besos felinos.

Alberto M dijo...

bueno, no hubo porque los colegas son unos sosos, pero como vayas tú que no se les ocurra escaparse que yo ya ando como un tío :)
Muak