jueves

Sobre las seis o las siete


- ¿Hola?

- Buenas tardes. Le habla Zfvsyns Fndnnbbd, de Gyyhbvbs ¿El señor Ajhhbdbd Mftfsgvs?

- Hola. Es mi padre.

- ¿Podría ponerse al auricular, por favor?

- No, es que no está. Yo soy Alberto.

- Verá Alberto, soy Zhhgdnd Fhndndn y pertenezco a la sección de marketing de la compañía Hdjhudnih. Llamábamos para informarle de que han sido seleccionados entre una importante lista de ciudadanos por los asesores de nuestra empresa para ofrecerles el digital plus gratis con el canal liga ¿A qué hora regresa tu papá?

- No lo sé. Se fue hace mucho.

- ¿Usted es mayor de edad, Pedro?

- Sí. No, pero yo aquí no mando nada eh.

- ¿Me podría decir el modo de localizar a su papá? La selección ha sido estricta por parte de especialistas en el sector y ustedes sólo tendrían que abonar 14´95 € de cuota al mes. Todo lo demás, así como la instalación, corre a cargo de nuestra empresa.

- Es que tengo un primo que vive lejos, aunque yo no lo sabía, y tenía problemas hace mucho y luego mi padre se fue.

- ¿Habría alguna otra persona con la que pudiese hablar en el domicilio?

- No sé.

- ¿No lo sabe?

- No, es que estoy mal, pero yo lo apunto y cuando les vea se lo digo.

- Vale. Bien, gracias.

- Sí.
.

4 comentarios:

Tesa dijo...

¿No queda sitio para un Sánchez López en este texto???
¿Y que me dices del nombre de pila?
A los Zfvsyns ¿con qué diminutivo les llama su madre en casa? ¿Zyns?

Bellaluna dijo...

Un drama, ¿no?, la frialdad del márketing y la ignorancia de las circunstancias personales. No imaginar que a alguien no le guste tanto el fútbol y más -no se- billar francés.

Alberto M dijo...

Eso, Tesa, La gata sobre el tejado de los Zyns! Anda queeee...

Alberto M dijo...

No sé, Luna. A mí esto me pareció, aparte la intención de luego al escribirlo, guay porque el tipo apelaba a la ejemplaridad y al orgullo, que es nada, pero representa tantos jarrones...
Un beso.