miércoles

2001 de mayo, oséase, en esta época, pero cuando los diarios


miesrda, las 18:51 de 1997!

Teníamos cosas y las contábamos con gestos más vivos que ellas, como si resultara del conjunto nuestra vida o lo otro, los errores o tan sólo su premura. Teníamos cosas y las destruíamos para que no las vieran nuestras novias, las de algunos, pero más las que no existían: las nuestras.
Teníamos cosas, esquizofrenia y ganas, y teníamos al diablo en su cuarto adorando un póster de River Phoenix, dejando de lado nuestras vidas, a la vez llenas de prisa por todo (y algunos para morirse también) pero no teníamos nada sobre ninguna coartada.

Teníamos cosas, la respuesta y algunos tenían la voz, que sólo era afirmada en los susurros de aquellos que no la teníamos.

Teníamos corredores de los que sólo volvía de pasada nuestra evasión (y volvía a dar un beso a la niña, a la madre o la sobrina o la otra, que nunca se despertaron ni vinieron a vivir a nuestro cuento).

Teníamos enajenación, tele y libros, y un cuarto con polvo, estanterías, cigarros y, a veces, nosotros, sin decirnos nada que no fuera: Mañana quizá vaya a la compra o Es malo para la tensión.


Autor: Esteeeeee...
.

2 comentarios:

Tesa dijo...

Era como ahora, pero sabíamos soñar.

Besos

Alberto M dijo...

antes la gente con la que soñábamos era más sensata, Tesa, eso es cierto, pero ahora también sabemos soñar.
Leñe!

Besoku de prontoenjunio, As de mangas!