domingo

Die,...


Enciendo el ordenador, entro en el world y escribo lo siguiente:

Bajar el lugar, confundir los grados de las cuestas, enredar los planos de las bocas de los metros y rehacer de nuevo el sitio en un escaparate anónimo. Tampoco existe la ciudad, así como el pueblo es el graznido de un pájaro muerto, algo parecido a cuando se abre despacio una puerta que sólo es de salida, la ciudad en que me han entrometido mis herencias vendría a ser un coche pitando todo el rato en Die, antigua capital de los Vocontes.

No me gusta, no me disgusta, es decir: sirve. Lo titularé “Die, antigua capital de los Vocontes”.

Lo copio en una libreta y doy a “Entrar en internet”. Me dice que bloqueo parcial de la conexión a internet.

Llamo al 1004.
¿Hola? Es un robot. Me dice, al ser atento, que explique el motivo de mi llamada.
Le digo que no me va el internet.
Me dice que lo diga claro.
Digo: Posible error conexión ADSL.
Dice que llame al 902 55...
Lo copio en un papel. Tiene la amabilidad de repetirlo porque es un robot que sabe.
Marco el 90255... una voz me dice que bla bla bla y que me vendrá la llamada en la factura. El señor que me va a atender se llama Jesús nosequé.
Hola Jesús. Hola ¿Su nombre? Es para tratarle más adecuadamente, dice. Le digo que me llamo Andrés.
Me dice que apague, que encienda y que apague otra vez y encienda otra vez, y luego hace la rima con Andrés para joderme.
Nada, Jesús, que no me va. Me dice que espere un momentito mientras soluciona nosequé. Pero que lo apague.
Me sale una música de new age.
Enciendo el tercer cigarro.
¿Hola, señor?
Sí, sigo aquí.
Nada. Al ser su bla bla bla bla bla, aunque tiene la asistencia bla bla bla no se apaga el bla bla bla.
Gracias Jesús, majo.

Llamo al servidor nosequé que me recomiendan en caso de ser mi caso el mismo que fue antes de haber hecho uso del teléfono. 90265... Me contesta una señorita y me dice que si me han tratado bien en el otro lado que pulse el siete y, si no, que pulse el ocho. Pulso los dos al mismo tiempo. Me dice que gracias (al ser educada).
Veo que me quedan tres cigarros.

Una voz me dice que si quiere acceder al servicio local de instalación para empresas marque el uno.
Que si quiere conocer las últimas novedades de imagenio marque el dos.
Que si quiere.
Se me ha olvidado por completo el querer y también hasta el ser querido.
Marqué el seis.

(Coño. Ángela Merkel -diría un castiso-). Pero no.
Y a mí se me ha acabado el tabaco.
.

14 comentarios:

hombredebarro dijo...

Yo cuando se me va la conexión grito como un loco por la ventana de la cocina y enseguida viene.
Pero claro, a lo peor a ti eso no te vale.

Alberto M dijo...

No. Pero lo probaré sin duda.

Tesa dijo...

No ha sido muy trágico para lo que podía haber sido.
El viernes, yo llamé a Tele2 para quejarme de que no funcionaba, en la oficina, la línea telefónica y por arreglarme el asunto, me dejaron también sin internet.
Mañana me tocará llamar otra vez a algún robotijo de esos del servicio técnico a ver si me solucionan el asunto o me cortan la luz o el agua esta vez.
Besos

Alberto M dijo...

Besos, Tesa.

(Pues los de Tele2 esos son los que me llaman todos los días. Me hago pasar por mi hijo, que nunca está, por el colegio.
Pero siguen.)

Sirena Varada dijo...

"Se me ha olvidado por completo el querer y el ser querido"
Eso es imposible, Andrés... Ni lo sueñes, el world tiene muy buena memoria. Las conexiones ya son otra historia.

Besos en cantidad.

ca dijo...

Mi Querido amigo, el sistema está fallando..., ante esta situación los fallos humanos están minimizados. Un abrazo.

Bellaluna dijo...

Una vez con las cosas del querer de Internet pulsé una opción que no era, pero la voz era tan dulce -justo lo opuesto a la voz de la sangre de la tierra- que no pude más que empezar a quererla: argentina y acento francés. Locura. Pedí que viniera a revisar mi línea, mis líneas míticas, personalmente. Pero en esta sociedad tan capitalista era solo comercial. Cosa. No era persona. A pesar de ello a veces sueño esa voz. Por eso no he cambiado de operador y a veces deseo que se vuelve a romper la conexión/mundo. Y llamo a ver quién hay en aquella oficina. Pero ella ya no sale.

Alberto M dijo...

El world este, Sirena, tiene más memoria que Andrés, sin duda. A Andrés, en cambio, hay que espabilarlo cada minuto para que se acuerde de la hora que es. Besos muchos.

El sistema, Conrado, ya sabes que cabe en nuestras papeleras de reciclaje. Luego de reciclar hacen perros de agua portugueses.

Bellaluna, a todos nos ha pasado eso de darle al botón que no era y siempre que nos pasa más de una vez (estos despistes!) aprendemos algo nuevo (argentina y acento francés? madre del amor hermoso!)

Bellaluna dijo...

Hermoso, madre, francés con acento argentino! Nunca sabré si sabía dulce y olía a vainilla...

Alfredo R dijo...

Aguanta pichón, aguanta...

Abutita dijo...

Hola amigo,internet tiene sus días ,la verdad es que en nuestro país es una vergüenza lo mal que funciona internet.
Por aquí mucho trabajo,un rollo...
Mil besos desde el sur!!!

Alberto M dijo...

Otros mil y pico para ti, Abú.

martin dijo...

adoro a Paulie!

Alberto M dijo...

Hola Martín (tiempo ya), coincido que es adorable, pero cuando toma el sol sólo (qué putada que se terminase esa jodía serie).