miércoles

El reloj



En Valseca, los aldeanos vemos la hora en los ojos de los gorrinos que mueren asfixiados en la placenta de la madre y llegan al mundo sin haber abierto siquiera uno de ellos ni haber hecho respiro del aire de los animales.

Algunos habitantes pasean con un gorrinillo muerto (a los cuatro días es norma deshacerse de él) en brazos y, si algún forastero quiere saber la hora, el dueño del malogrado animal procede a abrir al guarro una de las dos pestañas con los dedos corazón e índice de cualquiera de las dos manos (aunque suele ser hábito usar la izquierda) y dice, con exactitud, la hora que es al caminante que, agradecido, inclina la cabeza ante el animal y, haciendo cálculo del hedor que sale de este, habrá de responder con proximidad las horas que, a su vez, el guarro debe de llevar muerto. Si el cálculo pasa el día, el forastero deberá pasar una mañana dando besos a su dueño en cualquiera de las frentes y ambos pies.

Es una costumbre que nuestros mozos y mozas siguen respetando en el pueblo y todo un honor llevar un gorrinín muerto en los brazos y decirle la hora a los forasteros. Gracias a esta costumbre, muchos de nuestros mayores han adquirido respeto en la provincia ganándose el apelativo de Maestros del horario y enseñando a los más jóvenes (también de los pueblos limítrofes) a interpretar la susodicha costumbre.

Nuestros Aprendices de relojeros le ponen empeño al asunto a sabiendas de que es un arte respetado, como pueda ser hallar la profundidad del agua con la ayuda de un hilo y una piedra.

Ayer mismo asistí a una de las clases, ofrecida por el anciano maestro Gracques. Relojero de altísimo renombre que ha llevado esta extraña ciencia más allá de nuestras estrechas fronteras recibiendo el título de Doctor en otra provincia.

Uno de los aprendices más jóvenes e inquietos, confundió un minuto en su apreciación de la hora correcta. El maestro Gracques le preguntó delante del resto del alumnado si era consciente de a qué se había debido su error. El joven dijo que la luz refractaba en el vacío del negro y que, probablemente, esto le había hecho perder la concentración. Pero el error, según dijo el maestro, se había debido a algo mucho más simple. El joven aprendiz había olvidado descontar los cuarenta y cinco segundos en que el iniciado animal había estado revolviéndose en la placenta de su madre, a la caza del dónde del error. Un error, por supuesto, desconocido -añadió el Doctor Gracques- también para los ingleses.

.

20 comentarios:

Mateo de Paz dijo...

En Valseca el tiempo nunca pasa, seguro. Nuestros deseos y abrazotes, Al.
Y feliz año de parte también de Inma.

Mateo de Paz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alberto M dijo...

Un abrazo, Mateo e Inma, y a ver cómo se nos dan los deseos este año, que siempre los anticipa el demonio.
Pero con vosotros estoy bien.
Hoy he hecho un pacto con satán y me ha dicho que siga así, que no hace falta que haga nada más, que él me quita la resaca gratis y que sólo es una patata en medio de otra -la resaca- y que no le dé más vueltas, que se asan.
Joe, troncos, llevaba ya tiempo que no me metía una zozobra de estas.
Hoy, la verdad, no sé. Pero me he levantado en mi casa. Ni idea. Me haré gayolas o algo.

Feliz 2009, tíos, y siempre mejor en vuestra compañía.
Un beso.

Tesa dijo...

En mi pueblo miramos la hora en el culo de los pollos. De aquí salieron siempre buenos sexadores de idem ...y es tradición caminar por las calles con las gallinas bajo el brazo y lanzarlas al aire cuando se cumplen las doce y empieza un nuevo año.
Feliz Año, amiguito.

unarbolenlasnubuscandoaNemo dijo...

Albertito,
Que los reyes Magos sean tus mejores amigos, se porten muy bien
contigo y que le den carbón a
quien no este de acuerdo!!!!
Que este año nuevo te regale porfin
el milagro que todos estamos
esperando... (pozí)

http://www.youtube.com/watch?v=noH51NPI9C4&eurl=http://es-la.facebook.com/posted.php?id=6352592990

Un abrazo y que seas MUY FELIZ, este año, el que le sigue y todos los demás igualmente y cuidate mucho, mucho, mucho, machoooo.
meim

Sólo digo una cosa dijo...

Qué cosas…

¿Y es posible seguir las campanadas con este método? Sí, ¿no?

Saludos,

SDUC

PD: Sí, no lo dude, soy yo la que trata de aupar a jesús quintero por encima de la enana de gran hermano.

Anónimo dijo...

...y esto(que se me olvidaba) es para las resacas de fin de año y pa los restos:
http://technorati.com/videos/youtube.com%2Fwatch%3Fv%3DRIF9WDBfluA
Que lo disfrutes mucho.
meim

Alberto M dijo...

Muchísimas gracias, Meim. Me hace temblar ese milagro que todos estamos esperando. Todavía tengo que engordar más, mujer :)
Igualmente, que se dé bien el que acaba de entrar.
(Ya había visto el primer vídeo y me ha encantado volver a verlo. Viendo el segundo, he pensado: menuda tarde de culpitas que me he echado encima -hago mucho el cretino- pudiendo haberme puesto La vida de Brian, por ejemplo, que hubiera sido mucho más inteligente).
Un beso muy fuerte y me alegra un montón que vuelvas a aparecer por aquí.

SDUC, ya me decía yo que esto de Quintero tenía que ser una conspiración (volveré a votar por la momia para equilibrar).
Un abrazo. -qué bueno que volviste a ponerte las pilas con tu blog-

Alberto M dijo...

Tes: Estaba pensando una respuesta premonitoria o por el estilo.
A ver, que sigo pensando.
:S

Bueno, me preguntaba si caen necesariamente en el suelo.

Un abrazo y buen año para ti también tronqui.

ca dijo...

¿Hay alguna diferencia entre el ojo del ser humano y el del cerdo?

Feliz año 2009, oign oign


(escrito a las 11 horas, 44 minutos y 22 segundos, según el reflejo de mis gafas)

Alberto M dijo...

En el comentario sale reflejado 11:45, Conrado. Te has equivocado en la resta de la duración de la limpieza de los óculos, o a lo mejor, es blogger, que está pallá.

Feliz año 2009 -y caña al blogs-.

El hada del Sur dijo...

¿Qué es el tiempo?.
Platon decia que es solo una forma de medir el transcurrir de la materia en el espacio.
Hegel, por su parte, afirmaba que el tiempo es la forma pura de la intuicion sensible.
Borges especulaba que todo el tiempo ya habia transcurrido y que lo que somos el recuerdo de un hombre o quizás de Dios (fascinante idea, no lo crees?).. Yo digo que el tiempo es solo un concepto que nos sirve de referencia para ubicar el principio y final de las cosas..
Hace dos horas que llegue de Sevilla. Buen ambiente. Ya estoy de nuevo en Málaga. Por cierto Alberto, amigo no te vi. Espero que hayas entrado al año divinamente. Te mando mis deseos de que esos sueños se hagan realidad. Me refiero a los tuyos. Un abrazo guapo. Matilde

Alberto M dijo...

Para la próxima, Matilde, sincronizamos los relojes. Porque los de la plaza siempre están fatal. Sin ir más lejos, me alegro mucho de que los acontecimientos que se sucedieron en mi nochevieja hayan tenido lugar en el pasado.
Ahora sólo, pues desearte a ti la cosa buena para el número que ha empezado que, oye, aunque sea el reintegro, nos puede hacer un apaño.

Un abrazo para ti.

Nochevieja in person dijo...

Alberto, pero no sólo tienes que alegrarte de que los acontecimientos de tu nochevieja hayan tenido lugar en el pasado, sino también porque vienen curvas de extraordinaria y profunda relevancia en lo personal estupendoso (sic, un amigo creador), como ya bien sospechaba Borges, sólo ciego del cuerpo, mas no del alma humana.

Quiero decir, que si partimos de la premisa de que somos el recuerdo de Dios y todo por tanto ha pasado ya, entonces ya nada puede ser peor porque Dios pensando no puede dejar de tener como objetivo su propio gozo.

Porque, no preferirás creer que Dios piensa de verdad en suicidarse, ¿no?

La lucecita que ilumina mis sueños más locos me dice que si a veces no parece eso, es porque nos empeñamos en ser el último recuerdo del hombre justo un ratito antes de aniquilarse.

Recuerda: Los que buscan sinceramente encuentran lo que buscan.
Se va viendo...
Demostrado.

Aunque si piensas que aquí se acaba todo, comprendo que te parezca todo mucho más sórdido y bastante rata.

Alberto M dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alberto M dijo...

Lo he leído varias veces, no creas. Sólo se me ocurre entrar más al trapo.
Quiero decirte: Me es muy alegórico y, en ese sentido, muy sincero.

Dios pensando debe ser una extraña mezcla del movimiento del planeta y un gato mirando el vuelo de una mosca.
Nunca me lo había imaginado pensando, la verdad. Siempre lo pensé haciendo cosas más importantes, como de padres, no sé, leyendo a Schopenhauer, por ejemplo y con un puro en un sillón.
No recuerdo en qué ficción -también trágica- adoraba al ratón Mickey.
Y, a veces (tengo una amiga que me cuenta estas cosas -es estupenda-) un tío pequeñito dentro de otro y que tiene un altavoz por el que no para de hablar.

Claro: Esto es un lío muy gordo si proponemos a la verdad en cualquiera de esos códigos.

Yo creo que jugamos a los dados (de muchas caras) y esa es la sinceridad -apelativo muy sobrevalorado- a la que aspiramos hoy en día,
la de la muñeca o el trilero.

Pero claro, ahí das en el clavo, en ese lugar no se acaba todo.
Es donde empiezan las cosas.
Pero, ay, no donde termina la esperanza.

Bellaluna dijo...

Reloj, no marques las horas...

El tiempo no es sino un inconveniente que nos hemos inventado -o no es nada en absoluto- y que poco a poco nos va apretando, como un cuello demasiado estrecho (hay quienes estropean relojes por matar el tiempo)

Mis mejores deseos (que los tengo y los reparto)

Alberto M dijo...

...Y el marqués compró las horas del reloj.

Hace tiempo conocí a artistas y gente así. Uno de ellos le puso una corbata a un reloj y se quedó tan ancho. Como que estaba parado a las doce (quién sabe si del mediodía).

Me alegra verte de nuevo, Luna.

irene dijo...

Yo en tu pueblo no usaría reloj, ni sería relojera, me gustan mucho los gorrinitos, me parecen tan tiernos... se me acaba de ocurrir una maldad, ¡pobrecitos!
Mis mejores deseos para este año, Alberto, un beso.

Alberto M dijo...

Esa maldad, querida Irene, ¡es mucha maldad! (y la comparto). Un beso e igualmente, feliz año.