domingo

No volviere


En una ocasión, tras sacarme un tapón de cera, rodeado de médicos, pude observarla. Se había quedado pegada y era la razón de que no hablase últimamente.

Se la notaba distinta. Con el aspecto muy descuidado.
La despegaron con unas pinzas de depilarse e hicieron pruebas.
Sus constantes vitales se aproximaban a la realidad del pulso de una persona que apenas logra el medio milímetro de estatura.

En un inicio lo llamaron: Variable tercera de El trastorno conocido como El abuelo de Heidi.

Me di cuenta de que sólo yo sabía que se trataba de ella. Pero no me creyeron y anotaron que estaba confuso y necesitaría medicamentos.

A ella la miraban a través del microscopio. Le daban hojas de lechuga y granos de café machacados para reponerla o ver qué hacía.

Les dije que no quería medicamentos. No me expliqué más de lo que era debido. Dije que había dicho que era ella porque me lo había ordenado el abuelo de Heidi. Que me mirasen de nuevo y comprobasen que era cierto. Admitieron que cabía la probabilidad pues es sabido que, una vez dentro, dijeron, procuran copias de sí mismos. Uno de ellos -los médicos- sugirió ¿Por supervivencia? Tampoco entiendo nada. En fin, a mí no me señalen.

Después de eso me preguntaron datos acerca de lo que yo conocía sobre El trastorno conocido como el abuelo de Heidi. Dije que sólo sabía lo que había leído en el blog La semejante criatura. Añadí que en uno de los textos que habían enviado a la redacción venían todos los detalles. Estaban previstos para una sección que iba a llamarse Amar en trigales revueltos.
Lo comprobaron y me dejaron marchar sin darme medicación ni examinarme más.

Pasado un mes, apareció una madrugada -ella-, junto a la mesilla de mi habitación. Se colocó debajo de la lamparilla y pude reconocerla por su sombra. De no haber sido así, la habría confundido con un mosquito de los hijosputa del verano y aplastado con un dedo.
Noté que quería decirme algo y derramé, sobre un folio que coloqué debajo de ella, la tinta de un cartucho de impresora. La miré un rato más -la sombra- y me dormí.

Al día siguiente aún continuaba escribiendo sobre el folio.

“Me he escapo de ellos y kio ayda, su plan ea entregme a Obama + rscate. Kio x ti”.

Usaba ambas piernas como pincel. Eso era mucho esfuerzo, supuse. Sobre todo debía obrar con cuidado para que esa tinta no se le secara en la piel y la dejase atrapada. Daba al folio numerosas utilidades. Sabía hacer.
Mi mayordomo, desde el interfono del salón, me comunicaba que estaba listo el desayuno. Pulsé ok en el micro e informé que ya iba. Fui.

- Hola Desmond. Hoy el desayuno parece exquisito. Se lo ha currado usted. Estoy pensando si subirle el sueldo.
- Me he permitido abrir uno de los botes de mermelada de frambuesa para que el señor lo mezcle con la dispuesta manteca de jabalí traída por Pura.
- Todo un detalle, Desmond ¿Alguna llamada?
- Sus amigos modelnos de la glande ciudad han insistido varias veces. Querían saber de su ubicación. Les he dicho que se encuentra en una de sus numerosas cuevas en las cercanías de Valseca.
- Bien hecho, Desmond. Ganará más en este mes debido a lo contento que estoy con sus cuidados.
- ¿Opina que es hora de que cuide los jardines, señor?
- No, aún no. Quiero presentarle a una amiga. Se llama Miriam. Usted indíqueme dónde hay palillos, después ¿Sería tan amable de acompañarme a mi habitación?
- ¿A cuál de ellas, señor?
- A cualquiera.
- ¿Otro de sus juegos?
- Sí.

17 comentarios:

Auxi González dijo...

Cómo acabará todo esto??

Alberto M dijo...

Hola Auxi, guapa. Me has pillao.
Porque yo me preguntaba, en cambio, cómo empezaría.
Un beso.

Sirena Varada dijo...

Rinnnnnnnng, rinnnnnnng, rinnnnnnnnnng...

- Residencia de la glande Criatura, el mayordomo al aparato.

-Hola buenas, soy el mayordomo de la Casa de la Sirena, que me encargan que pregunte por el señorito.

-Todo un detalle. Dígole, sin temor a equivocarme, que ploglesa adecuadamente.

-Eso parece, Desmond, estamos pendientes de él. Entonces voy a preparar las maletas de la Sra. Sirena que se va en unos días a Japón a la convocatoria de septiembre de los exámenes de geisha.

-Sayonara (que significa qué lista es su abuela)

- Yíncuye (en chino algo así como ¿Cómo estás o puedo desvalijarte algo?)


(Besos+:)= qué malo es esto de las debilitius)

Alberto M dijo...

Al habla el mayoldomo: Dígale a su señora que el señol opina que las debilitius son exclusivas suyas y espera que Serena varadacadabra guste mucho la cosa del Japón y beba un poco de sake -al señol se lo han quitado del alcohol los médicos, pero el sake mola un montulón más que los médicos que, a fin de cientes, sólo son personas que, si las chupas, te emborrachas y, si les haces caso, te emborrachas más o, como es el caso de los afortunados/as, se van a Japan. Y, le informaré, me da mucho celo, pues era fans, yo, de la serie Shaogun o como se escriba.

¿Muak significa buen viaje?
Por si acasio: Muak.
Es usted estupenda.

Anónimo dijo...

No volviere?
Anda que menuda foto mºas asquerosilla, cerumen, no? al principio buscaba las judºias...

Feliz viaje Sirena

Evis

Alberto M dijo...

Es mermelada.

Anónimo dijo...

de naranja?

Bellaluna dijo...

Estimado señor: me alegra saber, a mi regreso, que todo está bien. Pruebas aprobadas, mares naufragados, caminos desandados, nudos desanudados, correcciones de estilo corregidas -grosso modo o así-. Envuelta en mil perezas y con los baules por deshacer, procuraré contar, contarme breve y en breve.

Besos afectuosos

pepito dijo...

EL ATLETI ESTE AÑO CEMPEÓN DE LA CHAMPIONS,Y DE LA LIGA

Alberto M dijo...

De albaricoque, anónimo.

Pues muy re-bienvenida, BL. Ahora a deshacer baúles y quién sabe si no habrá el mapa de algún tesoro. Te visitaré por si lo cuentas (si no también). Estupenda tenerla de vuelta y, en breviario, mejor, y mejor aún, si no de higos a breves). Besos y afectos juntos para ti.

Pepito, mucha euforia y ayer estuve viendo el partido en un bar con el Alex. Se me hacía muy raro, como otro equipo. No hubo emoción. Pero ya llegará ¿no? (En lo que no llegue, soy del Valseca C. F.)
Un abrazo.

Alberto M dijo...

Por cierto, Evis, una cosa que me preguntaba y que sólo tiene importancia en cuanto a que me lo preguntaba y, para dejarlo de preguntar, lo escribiere:

¿Ya me ha sustituido por un mocetón de teclado euro-portugués?

Anónimo dijo...

quiero conocer a Miriam
quiero conocer a Miriam
quiero conocer a Miriam
quiero conocer a Miriam
quiero conocer a Miriam
quiero conocer a Miriam
quiero conocer a Miriam

Alberto M dijo...

Ahí lo tiene (el título del Lp responde a la vez en que me hice la misma pregunta):

http://www.salvavinilos.com/images/contraportada_miriam1.jpg

Tesa dijo...

Y a mí que la foto de la mermelada se me asemeja a una fabada, fosilizada, del mes pasao.
Arggg

Alberto M dijo...

Son larvas de dulce, Tes, que vienen hacia el mes futuro. A mí me ha entrado hambre de tostadas con todo el rollo. Y voy a tener que ir a por mermelada mañana o pasado, que hace mucho ya que no como de eso.

Anónimo dijo...

yo ni pongo ni quito, pero desayuno todos los días tostadas y té.
portugués será el teclado
Evis

Alberto M dijo...

Pues yo crispies.