lunes

El lugar común de lo alegre (una carta) -diario de un desviado-

Pero viene (la noche) y no hace ninguna falta. No se me ocurría ninguna poesía para la clase (a la que no voy) y lo dejé así, tal y como empieza este post. La histeria es cuando se hacen las cosas para la clase. El hombre es un órgano que se sostiene con las fuerzas que él crea. La multitud al lado es una virtud escasa.
Antes he estado en un lugar fascista, a celebrar el cumpleaños de mamá, donde he rellenado bandejas de comida y puesto tibio. He cogido garbanzos, macarrones, ensalada rosa, quesos y lacón y luego ha venido una señora y dicho: niño qué quieres. Me ha dictado las provisiones que había para acompañar al Trimalción que uno era. Le he dicho que eligiera ella por mí, cosa que ha provocado su sorpresa, y me ha traído una dorada. He dejado el esqueleto y la cabeza. No he chupado de ella por no tragarme los ojos del pescado. Luego he ido al baño y no he conseguido dar con cómo iba el grifo. Mientras hacía de vientre -cagaba- sonaba La primavera de Vivaldi. He comenzado el escrito respondiendo una carta iniciada en unos versos de Derek Walcott, estos:

A través de la seda azul sin costura, sombrillas de hierro
Y una (¿) palabra (?) marrón arden (and a brown palm burn). Un hombre con sandalias sale
y, vestido de tela de felpa de espuma deshilachada,
con gravedad romana entierra la llave de su cuarto,
entonces, ungiendo con aceite de momificar tanto los antebrazos
como el rostro, con las gafas de sol aún puestas, se queda de pie,
colocándome, y gesticula. Algún pequeño comerciante que broncea
su palidez de bronce negociable,
y el saludo alegre habría sido un lugar común.

“El viajero afortunado” Trad. Vicente Araguas. Huerga y Fierro editores.

He preguntado qué era una “palabra marrón” y he añadido que mientras hice de vientre en el lugar de ayer o anteayer -hoy- un hilo musical dejaba oír La primavera de Vivaldi.
Lo otro fue el miércoles con Guille, Rubén y César, cenamos en terraza solos y los camareros tenían que estar pendientes para que no hiciéramos un sin-pa, dos copas (o tres como mucho), y además tres, cuatro, ocho, quince troncas que podrían gustarle a cualquiera y que salen a gustarse a sí en cualquiera y taxi. Destino ejemplar de otro día: Feria del libro.

Fui con Pablo (Roebruk). Allí he adquirido los textos de Walcott y me los he leído señalando con un rotu en el autobús.
Admití en la carta de la mañana firmada, debido a mi risa que no sabe no tragarme, como L´amator Base, que la “palabra marrón” me había descolocado, preguntado si era fallo de imprenta, y añadí que últimamente padezco bastante del estómago y ando a limones, del limonero, señalé.
Añadido,
Más Walcott, un acierto de sonido y chicha:

Sundays! Their furnace
of boredom after church.

(Trad. Vicente A.):
¡Domingos! Su horno
de aburrimiento después del culto.

Un acierto de todos y para todos, un retrato de mi día siguiente. Les he dicho la lección de Groucho que nos repetía la abuela y que me recuerdan a menudo Vanessa y Eduardo: Aburrirse es de tontos.
No me aburro, estoy siempre descifrando sin apenas saber algo de algún otro idioma que no sea el que he escuchado siempre y leído de vez en cuando. En la guía de teléfonos, en los números, me convierto en un arqueólogo freudiano. En las letras canso de ver la preparación de un coito en la “i” que su palabra tiene en medio de la o y la t que, solas (ot), son la entrada del cementerio a Valseca.
Me han dado neurolépticos “a mansalva” para calmar este reclamo vicioso y, cuando he perdido el juicio, siempre he alegado que no es alegórico el chiste malo del abogado aquel (por mucho que pudiera serlo del diablo).
He estado encerrado y he sido la risa de los niños que podían ser quien uno fuera, en las visitas al otro, el amigo o compañero, aquel que apenas hoy sé de su muerte, si mucha o poca, si nada.

unos pocos más. El mundo no tuvo tiempo de cambiar
de los taparrabos de África a los galones de un portero.

Esto lo señalé de “Midsummer” sin fijarme en las letras en inglés, van sobre lo lejano y también del conglomerado de chismes llamado España. Añadí en la carta si el hombre ha tenido tiempo, y aquello que se sabe, lo de que es tránsito sin interrupción o el hombre o el mundo o qué más da. Escribía Cristóbal Serra de uno que “en el Timeo, pinta el mundo material como esencialmente vil y se muestra incapaz de comprender que la pura y sagrada Divinidad se albergue en él”.
He cambiado de tema y añadido que los realistas tienen la suerte de ser confundidos con cínicos, bretonianos o daltónicos, mientras pueden seguir haciendo de lo suyo e ir a lugares donde se come de todo y dorada y, en los váteres, uno busca los interruptores del grifo mientras, desde la puerta, las bellezas de estos años se ríen de lo bruto que es, de que no ha llegado al siglo XXI, de que sigue, su alegría, en una caverna inventada para vivir en un futuro o su probabilidad. Ay, qué poco respeto que se le tiene al hilo musical del baño.


He tenido suerte, mis amigos son gente de la que aprender hechos del mundo. Son vitalidad hacia mi ceguera o dudas, junto con mis padres, la comida y mi niña de los peines. La inteligencia que crece en sentido contrario de una burocracia que me acataría saber que el yo son las partículas que se recibe en cada dictamen pronto a su oficionario. Que la vida continúe es motivo de alegría (y más después de tanta artrosis). He empezado mi próxima novela contando la ablación a la que fui sometida en 1954, pero hoy he vuelto al blog y aquello de esta mañana no sé cómo titularlo aunque su proximidad siga ahí.
Hace diez años, las veces que no estaba impedido para las teclas o los bolígrafos por la medicación anti-psicótica rellené unas 30 páginas -malas- de uno parecido partiendo del libro de Fernando Arrabal “Baal Babilonia”. Le hice esta portada:



Iba de un hombre que se hacía cargo de la custodia de su hijo.

He dado por terminada la carta bajo título Mí empieza por eme de Marrón y he decidido hacer un post, repetir la carta en otro orden, buscar otro sentido a lo de siempre. La mejor vida, la que se conoce. Pues eso.
Lo mejor que de ella siga siendo y vuelva, si quiere, a casa.

19 comentarios:

Tesa dijo...

"He tenido suerte, mis amigos son gente de la que aprender hechos del mundo. Son vitalidad hacia mi ceguera o dudas, junto con mis padres, la comida y mi niña de los peines."

¿Para qué más?

Tu nombre suena a música, AlbertoMasa, con esa A mayúscula primera de vocales y del abecedario, la que da la cara. Alberto suena a buena gente, a niño, a sabio, a sueños. Pronuncia en alto tu nombre, Al-ber-to.
Es música, te lo digo yo.

Tesa dijo...

Que con esto del nombre no es que se me haya ido la olla, que también, sino que me preguntaron ayer por la noche cuál era mi palabra favorita y fue la que me salió sin pensarlo. Sin pensarlo porque me salió (como Alberto) del útero, y ahora en ese comentario anterior ha sido cuando la cabeza me empezaba a dar razones.
Cho-co-la-te también suena bien ...para una golosa.

Anónimo dijo...

Como me gusta esa portada del 99.
No hay mucho hilo de Vivaldi en este cagadero ¿te parece que suene a una olla exprés? Vá! demasiado sueño...
Besito
Evis

Bellaluna dijo...

La idea es que el hombre no debe ceder, ni cejar en su empeño de ser entre mentira, dolor, piedad, culpa, los regalos que la puta moral burguesa nos instaló sobre la cama, que no es sino una selva de los sentidos que nunca nos explicaron cuando se configuró en nuestra cabeza ternura, deseo, placer, promiscuidad.

Confiemos en nuestros compañeros de camino de la vida, en la inteligencia (suya, nuestra) y en el conocimiento.

Un beso!

Alberto M dijo...

Lo pillo Tes, ensayaré ¿Cómo era? Cho-co-laaaa-te, moliniiiiiiii-llo, coooorreee, coooorree, que te piiiii... Saludos al tocayo y un beso para ti de esos de novios de amor.

Pues descanse, Evis, descanse. Besete.

No sabía cuál era la idea, Bellaluna, (pero sí, es la que señalas).
Otro beso.

Sirena Varada dijo...

Hola Alberto, te diré que desde esta mañana (con lo de miembros y "miembras") no me había reído con ganas hasta que por fin he llegado a tu blog. ¿Has pensado en hacerte guionista para Faemino y Cansado?
En fin, me gustaría decirte que esa viñeta es una pasada, pero ya sabes que de arte no debo opinar… Pero como de escritura si puedo hacerlo te diré que tus frases del final son redondas. Para que fueran sublimes se les podría añadir esta otra de Leonard Cohen: “Aunque estoy convencido de que nada cambia, para mí es importante actuar como si no lo supiera”.

Un beso

Alberto M dijo...

Pues que sepas que estoy mazo puesto en los Faemino y en el Leonard Cohen.
Pero ahora me pillas y no caigo qué canción es. Dime anda, que me estoy retorciendo las meninges y ni modo.
Y oye, que los tengo los discos todos, eh. Pero, oye, que no caigo, Sirena.

Me alegra que te guste el dibujo y puedes opinar todo lo que quieras, siempre. (A quien diga que no, le pegamos).

Un besote.

trilceunlugar dijo...

yo es que cuando te leo no sé que decir, que hay frases que se me quedan clavadas como un arpón en la envidia que digan lo que digan no es sana.
Besos de una ignoranta

Alberto M dijo...

Un arpón? cachi en la mar, Rosa; que tenemos que ir a comer un día, dijimos.

Anónimo dijo...

Me dicen que en el Vaticano le esperan para conversar sobre la poesía de Panero.
Salud,
M

Alberto M dijo...

Usted cada vez me lo complica más, eh.

PD: Si es que el diablo es sabio, que dicen.


Un abrazo.

Tesa dijo...

¿Sabes una cosa?
Me he puesto en plan S. Holmes, te cuento:
Tengo en mi blog un programilla (se ve abajo del todo de la página) de esos que muestran, a través de la IP, el lugar desde el que entra la gente. Pues bien, he comprobado que varias veces alguien ha entrado desde el enlace que tienes aquí, mío, y es de Alcalá de Henares.
:)
Así que es un-a vecin@ mí@ (que no falte paridad) porque yo soy de ahí.
Hago desde aquí un llamamiento: ¡Vecina-o... manifiéstate!

Besos, querido Watson

Alberto M dijo...

Abogo por un rastreo del barrio bajo mediante escáner.

I am juste there because trees can fly... dijo...

Joer, que miedo,
van a descubrir mi secreto!!
Es viernes 13; hace un dia
explendido
Besosss "detectives",
meim (sonriendo)

Tesa dijo...

¿Meim eres tú la alcalaína??????
:)
jajaja
Chungo, que quien tiene una amiga en Alcalá, ni tiene amiga, ni tiene ná

Sirena Varada dijo...

...Además de para la pintura, parece que también corren malos tiempos para la lírica, jajajaja

¡¡Eres genial!!

(Ruego disculpen mensaje críptico)

"Explendido" dijo...

No Tesa yo no soy "alcalaina"
si acaso "alcalina" pero eso es
otro tema... y en cuanto a la palabra "explendido" aquí os dejo a quien verlo quiera este pequeña sonrisa: Besos "explendidos" a todos!
meim
http://petuiscar.wordpress.com/2008/04/09/explendido-cerveza-schneider/

felizfindesemana.... dijo...

y esta otra "pub" de Axe, el Ojo Paranoico, "descatralava" a quien la vea... feliz finde de risas (meim)
http://www.youtube.com/watch?v=1_MSWfmb8lw

Alberto M dijo...

Feliz finde a todos y muchos besos.