jueves

Nací (4) -posible variable del proceso autobiográfico estimado lo más lento posible-


Había una casa, el olor a abuelo, la colonia y trajes beiges; el tabaco. Había el primo mayor y el que uno era, y una casa a la que hacer más pequeña. Había un barrio, el clima en los domingos, la salida de la iglesia. Había el vermú en el bar de abajo con los hombres, el ruido de las máquinas, los coches. Había el ford fiesta de mamá, robado cuatro veces en las calles y siempre oliendo a la misma cosa vieja, el sonido del motor, ese aliento del humo, ese chatarro. Había un caballo en la terraza, pequeñito. Sus ojos eran desgracia, si la había. No recuerdo la desgracia. Siquiera recuerdo si acaso ojos tenía, el caballo perdido, blanco, de madera con plástico, de birria que nunca supo del corcel que ganó al trote batallas contra los americanos indios. Había un coche, también, hecho de palos, regalos en navidad, el medio vino, y otra vez la colonia y el tabaco. Un piso alquilado, un parqué mate, la cocina. Habían los amigos y el cole, cerca de casa, el barrio; de la mano de tía, su trabajo y las chucherías de luego. Bajar a por el pan. El pan blanco, como una hostia que quedaba para el día del traje de marinerito, aunque luego uno fuese con un lacoste de lana negra y grises pantalones lisos. Había un balcón por el que mirar un pino, un jardín, las explanadas. Había la prisa en los cromos, el gordo del colegio. Había el bocata del patio (patio de lo muy particular, pero no de casa alguna). Había las luchas de judo, muy pocas chicas y escondites preferidos; y había antepasados que te daban la propina a cambio, como supimos más tarde, de no volver más cara a su recuerdo.

Advertencia siguiente: Ha ganado Tesa.
Siguiente de la siguiente: Tesa campeona (El enlace está a la dere, no sé cómo se pone aquí).
Siguiente III: Hurra!
Siguiente IV: Alberto M no sabe dónde meterse.
A Siguiente V, en cambio, le cortaron la cabeza por malo (y además salió una ley).

8 comentarios:

martin dijo...

Muy machadiano. Y muy setentero.

Tesa dijo...

jajajaj Tú ganas

Recaredo Veredas dijo...

Ser machadiano y setentero no tiene nada de malo. Es más, España de la juventud de Alberto era machadiana y setentera.

Anónimo dijo...

y quién ha dicho que no sea un halago?

Martin

Alberto M dijo...

Muchas gracias Martín. Me alegra un montón verte por aquí.

Tesa, eres un sol y es verdad que te dije que era un reto. (Si es que provocas). Muchísimas gracias.

Reca, yo a Machado le veo, es verdad, de los setenta, tío, como señalas y como ha dicho Martín al principio. Me parece estupendo. Pero, posdata: sigo siendo un chaval eh!

Martín, el Machado Antonio es la caña. No le des más vueltas.

Un abrazo, chicas y chicos.

Tesa dijo...

Quiero mi premio
...que sea una Fanta

Alberto M dijo...

Fanta, Sweepess, naranja, limón, combinados, chupitos...
Hecho, Tesa.

:)

Alberto M dijo...

Bueno, en esta, algunos no tenéis delito por no haberme dicho lo mono que estaba de churumbel.