jueves

Gripes varias y retratos del Mal



Escribir con un poco de gripe es la mejor manera de ponerse. En la cama se está mal arropado y el error de acá se encuentra en reducir esto a la decisión de taparse más, menos o no taparse, cuando lo que conviene es levantarse y poner algo en el blog. Con una fanta naranja, por ejemplo; como esta noche, por mucho que a la mañana haya que estar decente en la ofi.
Salí el martes a comer en el restaurante de Felisín. Fui con Eva y después del potaje y la ternerilla, Félix nos puso el café y una botella a medias de Jameson para que nos sirviéramos a nuestras anchas. Así que llamé a Belén, que estaba terminando en la cocina y se juntó con nosotros y estuvimos haciendo chistes y riéndonos (tuvimos que abrir otra, claro).
La gente que se iba trabajaba en los estudios Buñuel y me saludaban, al ser famoso, debido al blog.

- Belén, si me dais así de comer no voy a adelgazar los 4 kilos y no creas que no quiero, que me pesa el culo y mira que tú te acuerdas que yo era futbolista, eh. Pero de élite. Pregúntaselo al Álex si no...

Felisín ahora no fuma. Le vi jugar un poco al mus. No es que no fume, que lo ha dejado, pero un puro no es fumar, dice y se lo enciende. Y, cuando se lo enciende, le viene la una y guiña el ojo, pero no para hacer la seña sino porque se le ha metido el humo (cosa que nos ha pasado también a los demás jugadores y espectadores).
No nos dejaron pagar porque “había quedado dicho” y me dijeron que era maja la chavala, que es Eva y chavala también, aunque a mí me gusta llamarla la chavala.
Yo anoto aquí la vida un poco y me la creo o me la descreo o la hago otra cosa, o como una niña que quiere salir ya de la bañera pero no puede porque no le deja su padre, que está haciendo el tontuelo todo el rato con el patito.
Evucha, mientras, anota cosas en un cuaderno y dibujos, pega fotos y las rehace o lo que sea y a veces es como un diario íntimo en el que hasta salgo yo –el cuaderno, no ella (que también)-. Estos calores repentinos con el airón que hace son muy malos y la gripe se quita anotando cosas, aunque yo tomo efferalgan (no) cod-efferalgan, que me mola más. Y fanta naranja. Los artistas como Eva son así, y yo vengo a ser algo resultante de una mezcla -buena- entre esos de ahí arriba ¿No, Evinchi? (de todas maneras, y como es sabido, quitando un poco los primeros años del paleolítico, no entiendo lo del arte).

PD: En la fiel (la primera) me has hecho "un poco" entre opiáceo macaco y La joven de la perla, ¿pero a que en la otra me parezco al Patrick Swayze?

9 comentarios:

Tesa dijo...

En cuanto te he empezado a leer me he colocado la mascarilla a modo de Desteñido Jackson, que no puedo permitirme una gripe, no me queda fanta en la nevera.
Ponte pronto bueno, amigo Swayze.

Alberto M dijo...

Muchas gracias Tes.
Hoy creo que me encuentro mejor y que me quedan sólo dos codefferalganes pero, eso sí, todas las fantas naranja que hagan falta.
A ver si un día nos tomamos una.

Anónimo dijo...

A mi me falta tener gripe y beber naranja porque para lo bello que eres hay que ver que poco me esmero, no será por ganas...Cierto, la comida estaba riquísima y el después maravilloso.
Evis

Anónimo dijo...

De Swayze tienes lo que yo de Swanson, pero paleolíticos todo.

Alberto M dijo...

Tus retratos es que no tienen precio, Evucha.

Anónimo ¿Swanson es un champú, no?

Anónimo dijo...

No es Gloria Pura.

Alberto M dijo...

Sí. Ya lo he mirado.
A mí me encanta la Swanson. Es que la confundo con Norma Desmond.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Y yo con Nicole Kidman, Señor Swayze.

Alberto M dijo...

qué ha sido de Nicole Kidman, por cierto? Hará unas quince horas que no sé nada de ella.