martes

Amor para perras y perros


Veo corazones en los excrementos que mi perro, al sacarle, deja pegaditos a la farola de la primera esquina que cruza en nuestra vivienda.

Las orejas de mi perro están cortadas y son iguales al pico que me deja atrás el peluquero cuando voy a arreglarme para estar mono cuando saco a mi perro a dar amor al mundo. Tanto es el amor que hace que ladre. El mundo, nos decimos, es que se asusta enseguida.

Cuando mi peluquero termina el flequillo, recojo los pelos que caen con una cesta y me los llevo a guardar para que nadie los coja y le haga vudú a mi perro utilizándolos.

Mi perro a veces me come en broma la cabeza cuando llego a casa con el pelo corto y luego la escupe hecha un nudo. La recojo y me la pongo y el nudo está tan apretado que no la dejará caerse cuando me mande a recoger el periódico.

Mi perro lee los artículos de opinión mientras yo estoy en el lavabo engominándome la pelusa que mi perro ha puesto encima de mi pelo corto al recogerme el periódico de la boca.
Mi perro es artista y viene conmigo a nuestra habitación porque le estoy haciendo una caseta. Mientras yo pinto el techado, él saca la pata del titanlux negro y, al salir, deja un Mark Rothko en el suelo.

Llegados a la cocina me hace fiestas para que le saque a decir lo que le quiere a la primera esquina porque, dice en el idioma de los perros que la primera esquina, con su farolita y todo, es como el primer amor cuando se cruza en el camino de dos animales que no saben cuánto existen ni porqué y luego vuelven al pedigree de la alfombra de su casa, justo cuando la farola se ha apagado y se escuchan desde aquí los ladridos de esos siniestros perros que guardan las casas de los vecinos.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo del amor es siempre para animales que no se cansan de decir je t´aime, insoportable ¿no?
Evis

Alberto M dijo...

sí. De hecho a nuestro perro cuando ladra le sale eso: je t´aime je t´aime!!
El vecindario está encantao.

Tesa dijo...

Hace tiempo tuve una perra azul celeste, quizá lo cuente algún día.

http://es.youtube.com/watch?v=KyRLSzUBoaY

Alberto M dijo...

no lo digas más, que si no luego no lo cuentas.
El vídeo es estupendo.
Gracias Tesa.

Sólo digo una cosa dijo...

Mi perro hace corazones humeantes y se los dedica al mismísimo Blas Infante, cada mañana. No creo que nadie le rinda homenaje diario igual al padre de la patria andaluza.

Alberto M dijo...

Estos perros es que saben latín, griego, gaélico y ruso, Rose.

hombredebarro dijo...

La caca de perro está llena de un amor representado por corazones que son de esa caca, pero cuando piso la caca de perro que me caga su amor por las esquinas, me cago en su amor también yo con una caca llena de corazones.
Ya hay quien lo sabe, las riendas las van a tomar ellos, canes, pelícanos,murciéalagos y osos, entre otros.
Saludos guau guau guau.

Recaredo Veredas dijo...

Jo, Alberto. Qué envidia. Mi perro era un cabrón que me destrozó la casa. Ahora vive en una finca en Badajoz. Hace cinco años que no nos vemos y los dos somos muy felices. Lo del vudú es fantástico.

Recaredo Veredas dijo...

Jo, Alberto. Qué envidia. Mi perro era un cabrón que me destrozó la casa. Ahora vive en una finca en Badajoz. Hace cinco años que no nos vemos y los dos somos muy felices. Lo del vudú es fantástico.

Shangri-la dijo...

Hola. Te invitamos a visitar nustra publicación sobre literatura y cine. Un saludo.

Alberto M dijo...

Nos ponen a prueba, Hombre de Barro.

Le enseñaste a comprar los cupones de la lotería eh, Reca.

Hola Shangri-la, ya he aprovechado la invitación. Muchas gracias.