viernes

Autor: el mozo equivocado que permanece sentado en la canción Cry me a river y no se levanta más que para ir al cole en el bólido inmóvil de sus sesos


Me he hecho un aguanegra. Una especie de espacio enchufado a la alimentación de un ordenador que no cesa de comer y se empeña en explotar conmigo dentro -que, en menos de dos meses y debido a ansiedad suya, he engordado por él lo menos 40 kilos-.

En su pantalla de nueva generación se averigua el paso del otro –el de un ahora aguanegra-. Sus huellas las elabora un teclado después de recoger los pasos que el ordenador elige, caso –claro- de que los hubiere. Me lo ha dicho una mujer que constantemente atiende a nombres hechos de pretérito imperfecto en la 1º y la 3º persona como Lucía o María o Alejandría.

Esta mujer es figurada, a menudo, como aguablanca en esa especie de espacio anteriormente nombrado, como participante involuntaria, así como necesaria, del tablero ajedrecístico que todo habitante de Valseca lleva por melondro, en lugar de un elegante sombrero decorado con uvas secas del color de la pizarra en la que mi maestro dibuja ininterrumpidamente un siete tras otro.

Yo, un aguanegra, no puede más que buscar en las formas de esos sietes un posible significado que incluya en un mismo tiempo a la mujer figurada como aguablanca, la aldea donde reside la figuración y mi propia identidad biográfica negada por la alimentación constante de este ordenador donde tecleo cualquier cosa que no sea capaz de adivinar en las formas de los sietes.

Intuyo que mi maestro, como maestro de matasietes y propietario de la hermosa escuela que me acoge como alumno, se empeña en que yo aprenda que los sietes están para matarlos, porque la pizarra ha de quedar impoluta para recibir los sietes de la clase de mañana.

Mi deber es anotar aquí lo que aprendo de las clases. Pero para aprobar, me ha sugerido mi maestro, he de olvidar la posible noción de aguanegra y aguablanca, así como la viable figuración de una mujer y, sobre todo, la asimilada y cazurra idea entrecomillada de que cada habitante de Valseca lleve un tablero de ajedrez por melondro que, insiste, prefiere utilice la palabra “cabeza” para designar la “parte superior del cuerpo del hombre y superior o anterior de muchos animales, en la que están situados algunos órganos de los sentidos e importantes centros nerviosos”.

Claro que, si quiero aspirar al notable bajo, he de comprarme mi propia pizarra y, para ello –me ha dicho- he de presentarme con el dinero suficiente en una tienda que está a decenas de kilómetros yendo por la carretera de Valladolid.

Sé que toda palabra venida de mi maestro a estas aguas fluye, pero surge, una vez tras otra, de una transparencia que sólo me permite, desde mi pupitre, atisbar las pirañas que, tras su mirada líquida, esperan mi afán de cambiarle el punto de vista a base de curiosear esa pupila metiendo un dedo.

6 comentarios:

Tesa dijo...

http://es.youtube.com/watch?v=07w6wo2J9aM

Anónimo dijo...

Otro

http://es.youtube.com/watch?v=AwzaifhSw2c&NR=1

Alberto M dijo...

:) Tesa, la versión está muy bien. No sé debido a qué leñe le tengo algo de manía a la Krall, aunque las tres primeras canciones de the girl in the other room las escucho muy a gusto, cuando hace clasiquísimos es anestésica la jodía y un poco seca.
Tu regalo, Tesa, es estupendo y la vidilla y la marcha que le pones a las cosas mucho más estupendo.
Al final, alegría de volver a coincidir y, aunque ya me he tomado las pastillas, me voy a tomar un culín de whisky antes de meterme a la piltra.

Anónimo, de la Velvet estoy que lo tiro y me estás provocando para que escriba una Factory in Valdry Village... que te lo agradezco eh y te veo venir.

Eso, que me alegra que me pongáis músicas.
Cuando sepa cómo se hace pongo unas jotucas de Agapito Marazuela del romancero de los alrededores de Valseca en alguna entrada.
Si alguien sabe, que me diga. Que las instrucciones que ponen aquí no saben de nada y son unas impertinentes encima de que uno va y clica cien veces.

Muchos besitos. (y también a las instrucciones, pobrucas, que no se enfaden).

Alberto M dijo...

Qué leches, lo pongo aquí. Me invitó una vez a un botellín y a mis amigos, el colega:

http://youtube.com/watch?v=l_1-RvGK0No

Tesa dijo...

Mi correo, papi_delbard@hotmail.com, si me envías tú un mail con tu dire (o me la dejas en mi blog), a vuelta de correo te remito las instrucciones para poner un mini-reproductor como tengo yo en mi blog.
A mí me gusta la Krall.
Sobre "Cry me a river", hay una versión de Nina Simone muy buena, pero no está colgada en Youtube, será cuestión de buscarla.

Alberto M dijo...

Hecho Tesa, en cuanto venga, te envío la vuelta (y estaré de vuelta, creo, antes de 1 hora)... la que vi en el tuyo era muy como las cosas que escribes.

Coincido en lo de la Simone, pero no me supera la que hicieron, ya me dirás, la Fitzgerald con Joe Pass a la guitarra. Bueno, todas sus grabaciones juntos son fabulosas.
Me dices, eh. Y te envío en un ratillo.

Otro beso.