lunes

Ansiedad... ¿No es una canción?


“Andar en un temporal, por un camino de montaña sin atractivo, no es un alivio (parece más una razón de ser).”
(G. Bataille)

A veces me pregunto a qué viene.

Es esto un relato sin fábula ni héroe que tampoco tiene a la nada como amiga.
Ensalcé las bondades de la miseria populista e hice la criba a una carta, a mis manos dirigida y al amor que nos es dado como un trámite que palideciera en la inmensidad que es ella, dejando yacer ese impulso bajo la sombra resultante de un amanecer y un árbol en mitad de nuestras vidas.

En este acá, el convulsionario juega al cinismo en el saber y su contrario mientras da cuerda y habla al reloj del saloncito.

Qué delicioso el fracaso cuando lo certifica la clara intuición de una tristeza. Me explico: aquella que, en su precariedad, cumple con un designio vivo. Ayuda a la alegría. A salir y tomar cañas, conocer gente, olvidar la posibilidad de que tienes que ser alguien... sacar luego al perro, por ejemplo, mirar un rato, tranquilo, por la ventana, con un refresco en la mano o una bolsa de patatas fritas...
El único que quiere algo es el demonio (un refresco etc...) y acá hay que tener muy presente que dios jamás se olvida de los hombres buenos.

Llegó una carta y la abrí. El amor es lo que tiene a veces, que viaja en plica. Era a mi juicio tendida para someter a una especie de concurso, una importante revista de mentes que nadan a lo largo y ancho (pero, sobre todo, a lo ancho) de su matiz embrionario –el que uno intuye finalizadas ciertas resoluciones- sugerido en un llano del Sinaí.
Llegó una carta y la abrí. Miré las iniciales.

Cuando éramos animales nos escapábamos de cualquier compromiso con mejor habilidad. Huíamos de la boca de los lobos por la misma razón que la luna se sostiene.
El animal que guarda aprendió a abrazar la caridad del otro, a elevar al hecho sobre el instinto, a dar las gracias, procurarlas y asimilarse entre el vulgo sin acudir a la ruina que supone dudar de que el sol no caiga en cualquier momento y provoque un incendio menor en la central hidroeléctrica.

Consuela la mirada de Gérard de Nerval sobre las cosas. El cómo un hombre que no cabe en su mirada la tiende a un fotógrafo y regala como una farola que encendiese y apagase las voluntades de los hombres en la persona amable y taciturna de un sereno.

Llega la carta y leo quién soy. Y entonces le pongo un siete, más tarde un cinco y, luego, para que no haya tachones, coloco una coma en medio. Lo leerían después los especialistas. Un 90% de gente oscura que procura levantar una flor llamándola preciosa.

Leo a algunos franceses de antes, feliz, en la cocina. Y luego me acuerdo de la carta y de quién soy.
Creo que no he cambiado –pero tampoco para peor-. Sigo sin tener preferencias, los gustos no los entiendo, el estudio de la estética me parece una cosa deshonesta... y, si tentasen los juegos, selecciono "al azar" con el ratón. En eso también hemos sido cambiados por lo que quisimos, es decir, por el demonio.

Decía Debord que “en el mundo realmente invertido lo verdadero es un momento de lo falso”.
Lo verdadero mío es, en este momento, un dolor cercano al hombro derecho, una especie de tendón agarrotado que funcionaría en el anterior discurso como prolongación no invertida de lo real que, a la larga, siempre ha tratado de lo pasajero. E inevitablemente lo será más tarde o más temprano.
Porque una enfermedad existe sólo si tiene nombre. Y los médicos a esto lo están llamando ansiedad, por mucho que le diga o deje de decir a una enfermera que uno la ansiedad la tiene muy de vez en cuando, pero en otro sitio.

Es entonces cuando leo la carta de nuevo, aunque después de las iniciales. ¿Condoleezza Rice? "Shut up?"
Es broma.


¿Qué oscuras razones tengo para amarte? ¿Las sabes? Porque yo ni idea. Pero te quiero –diría el demonio-.
Dime, en serio ¿Qué se te ocurre, ángel mío?


the S. C.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Según Anita es que tienes el cortéx vibrando de puro vivo. Esa debe ser la razón, yo digo que encajas las fotos en el texto como el cielo en el terruño y me alegra tanto que me vibra el ímpetu. A lo mejor son las ondas que nunca paran de expandirse, como cuerdas celestiales. Será cosa del aire, el amor.

Besitos
Ana y Evis

Alberto M dijo...

A lo mejor son sólo los nervios de que seguramente coincidamos hoy los tres.
¿Las ondas? No lo sé.
Me alegra lo que dices de las fotos. Además de colocarlas, las hago. Pero la máquina aguanta poco las pilas (lo dije en muchas anteriores ocasiones, pero Reyes ya ha pasado y a mí me han regalado un niño Jesús de porcelana tieso ñghñgñhñg).

Muchas gracias, chicas.
(Y dile a Anita que el cortéx ese es un bailarín).

Besotes.

ladelanubedehielo dijo...

Enmudecí cuando lo leí la primera vez. Van taintas que voy leyendo y sigo igual presa del silencio...,
y ahora como dice una amiga común que tenemos, me siento como una tonta el culo (que lo soy, seguro)pos que digo hay neuronas que brillan bonito para acomodar con las letras tan hermosos nudos de palabras para amarrar con tanta sensibilidad algunos sentidos...
meim
(la t.e.c.)

ladelanubedehieloOtravezOño dijo...

Uysss, leñe, y de la foto,
vamos ya ni te digo, con que
arte divino capta todo aquello
que para quien no sabe ni entiende
no percibe lo importante y lo bello
de lo cotidiano. Hay fotos que son
como versos, que estremecen a quien puede entenderlos...
(joer, que pesada estoy,hoy, lo siento)
un hasta luego...

Professor Howdy dijo...





There is a time for everything,
a season for every activity
under heaven. A time to be
born and a time to die. A
time to plant and a time to
harvest. A time to kill and
a time to heal. A time to
tear down and a time to
rebuild. A time to cry and
a time to laugh. A time to
grieve and a time to dance.
A time to scatter stones
and a time to gather stones.
A time to embrace and a
time to turn away. A time to
search and a time to lose.
A time to keep and a time to
throw away. A time to tear
and a time to mend. A time
to be quiet and a time to
speak up. A time to love
and a time to hate. A time
for war and a time for peace.

Best wishes for continued ascendancy,
Dr. Howdy

P.S. Here's some blogs & videos
that I found of interest as
I negotiated my way through
cyberspace:


Every Student
My Blog Video
Religion Comparison
Avoid This Place
Danish Cartoons
Arabic Cartoons
Muhammad or Jesus???
Answering Islam
Is Jesus God?
A Short Look At Six World Religions
God's Word in different languages...
How to become a Christian
Who Is Jesus?
See The Word
Watch The Jesus Movie
Spanish Cartoons
German Cartoons
Chinese Cartoons
Italian Cartoons
Greek Cartoons
Japanese Cartoons
Portuguese Cartoons
Around the Well
French Cartoons
Hindi Cartoons
Russian Cartoons
Little Girl
Get Saved?
You & Sin City
Mysterious Disappearance
Evolution Video
The Departure
You Need To See This
'Thought & Humor'


Tell me sometime what your
thoughts are about all this:O)

Alberto M dijo...

Pues de nuevo gracias, Meim, por las flores que traes acá que siempre quedan bien en la entradita. Aunque no tenga que haber necesariamente ni sentido para ellas ni para el discurso que calculas, sobre el que no se me ocurre que decir, salvo lo dicho, de nuevo, gracias.
Las fotos es lo que tienen que son imágenes que no hay que imaginar, es por eso que salen más o menos bien, aunque seguramente y por supuesto le salgan mejor a un fotógrafo profesional. A mí me gustan para esto y por eso me maravilla que os encanten como decís.
Por cierto, Meim, me pregunto qué habrá sido de La mirada los friquis de la red.
Otro beso.

Hola Howdy, bienvenido. Bueno, sí, supongo que hay tiempo para todo. No tengo mucha opinión salvo esa y la de emplearlo con la precariedad que un hombre, también precariamente, sepa.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hola Selavy,
vengo a despedirme de ti,
ya no encontraras ni flores ni jarrones que las contengan por falta de tiempo, asi es de que tendrás el lugar mas reposado y sin trastos por el medio.
Del grupo "miradadelosfriquis" no te puedo decir nada que tu ya no sepas, puesto que eres tu el bigboss del sitio... (me suelen
gustar los silencios, ese nó!)
Adeu, y gusto en haberte conocido.
meim

Anónimo dijo...

...se me olvidaba darte las gracias
por todo lo que me has aportado
en lo que de ti hé leido. No siempre se puede decir lo mismo por estos ú otros medios.
meim

Alberto M dijo...

Vaya, Meim, pues me obligo a pensar si no seré un poco bruto.
Te echaré de menos, claro. Aunque me supongo (porque a mí me pasa) será transitorio, -¿nos suele pasar en general, no? (al menos con el tiempo)- y espero poder verte de nuevo cuanto antes, que estoy casi seguro que sí.

Muchas gracias a ti por el cariño que, con tu manera, haces siempre llegar de un modo particularísimo.

Alberto M dijo...

uff qué pena el sitio ese de la mirada los friquis!!
Y no, lo abandoné completa y despiadadamente (también por cosas de ocupación -propia-).
Sin los enormes Tesa, Ico, Guinda y, sobre másdemases, Meim! eso no hubiera existido.

Un beso grandote, amiga. Y muchísimas gracias a ti.

Anónimo dijo...

hola alberto como te va todo .Por fin encontre la manera de decirte que lo poco que lei me gusto .

animo a ti y los tuyos y cuidate


tu amigo pablo

Alberto M dijo...

Eres bienvenido Pablo, siempre que quieres.
A ver si nos vemos, tronco.