miércoles

Valseca. Patrimonio intelectual (I). Discurso de Faizulito.



En una ocasión fui invitado a realizar una conferencia -a la que debía asistir como intelectual- que sería llamada “cultura y medio ambiente (relación actuante con el entorno)” en el centro socio-cultural Dr. Velasco en Valseca.
Asistieron veinte personas (12 por cariño del que llaman solidario, 6 porque no había nada en el bar y 2 no tengo la remota idea, supuse entonces, atraídos indudablemente por mi virtuoso magnetismo).

Una vez sentados todos, escogí
el libro “La distinción” de Bourdieu y comencé a leer párrafos salteados escogidos al azar.
Después de llevadas ya cerca de tres horas declamando y, con la intención de que los hijos pequeños de los asistentes tuvieran su cena sólo una hora más tarde de lo habitual, procedí culminar con el siguiente:

“Debido al hecho de que unas condiciones de existencia diferentes producen unos
habitus diferentes, sistemas de esquemas generadores susceptibles de ser aplicados, por simple transferencia, a los dominios más diferentes de la práctica, las prácticas que engendran los distintos habitus se presentan como unas configuraciones sistemáticas de propiedades que expresan las diferencias objetivamente inscritas en las condiciones de existencia bajo la forma de sistemas de variaciones diferenciales que, percibidas por unos agentes dotados de los necesarios esquemas de percepción y de apreciación para descubrir, interpretar y evaluar en ellos las características pertinentes, funcionan como unos estilos de vida”.

Di por finalizada la sesión con una reverencia que el público sin duda merecía después de perpetrar sin ayuda de alcaloides tal hazaña; y no hubo aquel que no se levantara de su butaca a aplaudir, piropear, lanzar claveles y ropa interior, pedir al palco un mínimo de dos orejas etc. Y todo ello, incluídos o no los párrafos de "La distinción", era comprensible. Es decir: al ser un intelectual...

¿O no? ¿Tú cómo lo ves?


Autor: Faizulito bajo los efectos secundarios de Vilas tomado sin prescripción médica.

6 comentarios:

hombredebarro dijo...

Pues, pues, pues lo veo como tú, así a través del cristal de mi vaso con dos dedos de güisquicito pa dormir a pata suelta.

Alberto M dijo...

usted sí que sabe, Hombre de Barro. Tantos líos que nos hacemos, macho, y luego, los que valen son dos o tres nada más. Uno de ellos saber que, pudiendo, en un momento de ofuscación de los sentidos o, para el caso, crisis nerviosa, uno se puede tomar un chupito en vaso ancho y levantarse al día siguiente a ver qué toca y, si necesario, al toro, pero sin ofuscaciones de esas.

Mateo dijo...

Me interesan esos dos que fueron despistados. ¿Por qué colarse en una conferencia sobre el medio ambiente?

Alberto M dijo...

me refería, en lo de "los dos o tres que valen" a los pocos trucos que sabemos. Que es que la ortografía creo que menos, pero las palabras se me piran de la olla, macho.

A mí también me interesan, Matthews. A ver si les localizamos y quedamos un día para tomar un chato.

Maria dijo...

Hola:
yo no entiendo nada por no ser intelectualoïde, asi es de que solo les dejo un saludo monosilabico con sabor a caña de azucar y rhum caribeño
desde las nubes, un beso os dejo
M

Alberto M dijo...

No es un problema intelectual, María. Es un problema de distancia, de no poder tomarme ese ron contigo.

Un beso.