lunes

La semejante criatura. Hoy, una de actualidad: Furia occidental


Mientras nosotros comemos tortilla, vemos los telediarios y acudimos a la reunión con el fútbol los fines de semana, don Juan Carlos defiende la estatura del mediano hombre demócrata a golpe de sesudo ensayo en las maneras del tigre, silbando al hacer la gruya con los luchacos frente al espejo y, cuando se cansa, llama a unos líderes o ex líderes mundiales elegidos al azar y procede a tejer estructuras conspirativas contra otros líderes mundiales elegidos al azar. Esto es una cosa que hacen los reyes, de lo más normal. Están en el despacho y se dicen: Coñe, hoy voy a llamar a mi amiguete Clinton a ver qué tal ve lo de las próximas elecciones con su mujer y, de paso, le comento que esta mañana me ha contado el ruso que el canadiense le contó al Japón, que Buenos Aires le dijo al polaco que esta mañana está más triste el sol.

Es para eso para lo que, entre otros pocos, don Juan Carlos es don Juan Carlos más don Juan Carlos que nunca, si no ¿de qué?

Juegan entre ellos, los monarcas, y cada uno tiene su caché dentro de este juego donde se eliminan los unos a los otros en una competición voraz a la caza del político y de la opinión pública. Pongamos:

Que Juan Carlos casa a su chico con la chica del telediario, piensa Charles, pues yo insto a mi chaval a que les coma la flauta a todos los camellos que se encuentre en los baños públicos de cada rincón que bañe el Mersey, luego le pago un verano en Kingston y servidito. Y luego: Si lo viera Rainiero. Y se ríe por lo bajinis en la pista de tenis de su chalet de Gloucester. Rainiero es que, como se sabe, en el juego de la opinión pública estaba picado hasta el tuétano. Un precursor.

Pero hay una labor mucho más oscura en los monarcas. Tanta sed de competición en lo referible a la opinión pública les obliga a ejercer otros males de menor gusto como organizar golpes de estado, y no digo ya en sus propios países, sino en los países de los demás. Luego, cuando todo se ha resuelto, se anotan un tanto en su particular tanda. Pero a veces las cosas se van de las manos. Así, a día de hoy, los sandinistas están, como mínimo, que echan humo y no sólo por la boca ni únicamente por la causa.


Tras el regreso de la borrascosa cumbre, el rey canceló la cena de familia y se fue a tomar un chato con Tejero. Qué tiempos aquellos, eh. Del tricornio a la corona es que hay un paso. Y de la corona a la de espinas otro.
¿Y qué le cuenta don Juan Carlos a Tejero? Por ejemplo:

Lo de Juan Pablo II en el 81; aquello era una apuesta con Reagan. Un cachondo de Murcia, amigo de Gaddafi, pagó doscientas mil pesetas a un inmigrante checo más el viaje al Vaticano, a ver si tenía tiroides de montar alguna. Te preguntarás ¿Y qué pinta en todo esto Alí Agca? Yo qué sé. Aunque sea rey. Ni idea. El tío de Murcia se quedó a cuadros. ¿Un espontáneo turco? No contábamos con Alí Agca. Y el checo se gastó la pasta en restaurantes. Por ponerte un ejemplo ¿Sabes? Así funcionamos nosotros ¿De qué te crees que viven Chomsky y estos? Bueno, anda... Te he traído un libro de Larra y un riberilla para que pases el rato.

Y hasta luego, majo.

Así todos los días. Y, mientras, en una caverna en los alrededores de Caracas, El Hombre Habsburgo de hoy, cavila sobre estos hechos cobijado entre las anchas ruinas de un imperio... y sólo sale de ese umbral a la voz de la palabra Pueblo.


- ¿Quién es, Sofía?
- Es Aznar. Ya sabes, bla bla, que está muy agradecido.
- Dile que no estoy, que me he ido en avioneta a entregar unos documentos al Asia central y he de lanzarme en paracaídas a la latitud señalada antes que el avión estrelle sin remedio contra las montañas de Kabul.

(...)

- Pues se lo ha creído.
- Sofía, reina. Para eso estamos nosotros ¿No te parece?


¿Y a ti, qué te parece?



La semejante criatura resurrections


7 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece una salida de tono por parte de su majestad, que nos puede resultar gracioso por lo que tiene de chabacano y de altanería barata,lo entiendo por ser una cumbre en las américas aunque con lo que nos cuesta...Eso sí se acabó el "pa chulo mi pirulo", ahora huelga decir "metételo por el ano como dice el soberano" y es que Juancar menudo ejemplo.

Alberto M dijo...

Oye, discrepo en lo de altanería y mucho más en lo de barata.

Lo que sí que no voy a discutir es el bajón que pegó España desde lo de La Armada Invencible. Pero eso es otra cuestión.

meim dijo...

A mi me parece que todo es posible en cualquier reunión, si hay voluntad de dialogo, respeto de opiniones,razonamiento, y educación.
Hay que saber ser y estar, cuando la situación lo requiere. Y la diplomacia es un arte de mucho tacto y paciencia.
Tanto el rey como el presidente han sido correctos a mi entender en este caso, segun mi opinión.
Meim

Anónimo dijo...

Todos tenemos derecho a equivocarnos, ¿no?
En cualquier caso, de los errores se aprende, y el que no, que la vida le sea leve...
A mi Chavez me parece absolutamente fuera de lugar
Meim

Alfredo dijo...

Albertucho querido mío, es lo más ingenioso y serio que ha llegado a mi sobre la metedura de pata colateral entre chávez y juancar. En mi opinion parecía más bien que fueran un poco borrachos tipo "discusión tabernera que, porque están mirando, que si no te parto la cara..." y cosas así.

Alberto M dijo...

Totalmente de acuerdo en todo lo que dices, Meim y también estoy contigo, Alfre.

Me pasa chicos que no quiero personalizar. Veo que se hace en otros lugares como este, como de opinión, que se serializa calificando y se otorga el protagonismo guardado a la representación de muchos habitantes de cualquier país en una parcela anecdótica y bobona.

Otra cosa, más en plan broma, es que diga cosas de Juancar porque, como buen ser humano que apenas ha salido de España desde que nació, opino la bola y lo que quiera sobre Juancar, y Juancar encantao. Eso sí, que no se les ocurra hacer lo mismo en las cumbres esas, que nos juntamos los colegas y nos vamos a fostiar allí con los líderes sandinistas o el tío feo este con cara de bruto que no tiene ni media verónica.

Un abrazo fuerte chicos. Me piro, que he quedado con tío peligroso en el centro para hablar de la movida y, quizá, tomar cartas en el asunto.

Tesa dijo...

A ver si puedes ver la imagen. Es un grafitti de Banksy

http://www.hojaenblanco.es/wp-content/uploads/2008/05/banksy.png