viernes

Sólo he hecho una fotografía en mi vida



Siempre veíamos el mismo paisaje. Parecía una película de vaqueros, aunque no había señales de humo ni nada, hasta que quemamos el sitio y se quedó así para siempre, sólo que sin Gringo Wallace.

Son los mejores sitios de mi pequeño pueblo. Por eso me gusta tanto. Porque una vez en esa foto, si se pone a llover, no hay salida, sólo un chaparrón en el que te vas a mojar corras o no, así que no corres y te sientas en el suelo. En ese valle en concreto creo que, miradas así las cosas y con no poco aprecio a lo que es, difíciles son los resfriados al igual que recomendables dos pares de calcetines en enero, además de ropa de lana alta o sucedáneos e, incluso, chubasqueros.


Fdo: Amigo parcial del blog y amable -e inocente- ciudadano.

No hay comentarios: