jueves

Entrega dos: Telsio.



Sólo en la medida en que existe se sabe más próximo a su última palabra.

Acata la sumisión como una tragedia que, siempre, es venidera. Pasajera, incluso.
Es una estatua que ha hecho él con barro.

Al no saber modelar, esa broma ha ascendido a Acabado perfecto.

Ha ganado fama y dinero dando órdenes. Eligiendo el destino de los otros.
Telsio apuesta que hizo el caos. Que probó suerte.

Hoy él va a cuidar sus tierras. Favorecer el níscalo para cuando sea otoño.

Su estatua, mientras, tan pancha, en el único bar del pueblo, echa partidas a la máquina del tetris.
Da lugar, coloca, la generosidad –dice entre lagrimones- que todos, desde el primer día, han tenido con ella.


2 comentarios:

εïз Azzarukko εïз dijo...

Hermosas las fotografías de tu blog, han sido tomadas x ti?
Nos seguimos conectando si?
Un beso!

Alberto M dijo...

Hola Azzarukko, muchas gracias por pasarte. Cierto, menos dos de ellas (una de Sandruski, una primilla mía, averigüé después -que hizo la foto, no que era prima mía, que sí lo sabía de antes-) y me hace mucha ilusión que me lo digas porque le pongo empeño, oye, a lo de cargar las pilas de la cámara.
Y sí, sigo tu blog.
Un besote para ti.